Ir al contenido principal

Ilustración infantil. Jugando en la playa.

Estoy rescatando algunos trabajos antiguos en todo el maremagnum que tenía de imágenes desordenadas y esta es una de las que más satisfecho estoy.

Se me ocurrió en la sala de espera del aeropuerto de Barajas. Para matar el tiempo siempre llevo un bloc para garabatear y este dibujo salió casi del tirón.

Recordé mi niñez en la playa junto a mis hermanos. Nos encantaba hurgar entre las rocas y meter las manos en los agujeros que quedaban expuestos a la bajamar. Más de una vez nos gastábamos bromas con que algún monstruo podía habernos atrapado los dedos.

Por suerte no fue así, aunque nos llevamos alguna mordedura de algún cangrejo y más de una picadura de anémona. Incluso una vez un pez escorpión me dejó la mano hinchada una buena temporada.

Pero eso es otra historia que seguro que me da para otra ilustración.


Cartel para mi primo Manu.

Llevaba muchísimo tiempo sin hacer ningún trabajo. Las vacaciones veraniegas fueron literalmente absorbidas por mis tres hijos y no tuve tiempo alguno para otra cosa. Y luego llegó el comienzo escolar, la compra de libros, ropa, limpieza de armarios, sacar zapatos, revisiones médicas, visitas a los tutores, actividades extraescolares, poner lavadoras, planchar ropa... yo qué sé!. Vamos, un "planazo".

Y ya estaba casi por mandarlo todo a.t.p.c. (son las siglas de "a tomar pol..." eso) cuando me llamó mi primo y me pidió que le hiciera, por favor y por un futuro pago de un "Sanmartiño", un cartel para un proyecto al que quiere darle forma y continuidad.

Y ayer, por fin, tuve tiempo y tranquilidad suficiente como para empezarlo y terminarlo en una tarde.

Cierto es que utilicé un fondo que ya tenía hecho en otro dibujo, pero también hay que decir que no he perdido "mano" (no tengo abuela, se nota?).

Espero que os guste tanto como a Manu y, en caso de que queráis aprender de qué va eso de la pesca submarina, ya sabéis a dónde dirigiros.



Comentarios