Ir al contenido principal

Ilustración infantil. Jugando en la playa.

Estoy rescatando algunos trabajos antiguos en todo el maremagnum que tenía de imágenes desordenadas y esta es una de las que más satisfecho estoy.

Se me ocurrió en la sala de espera del aeropuerto de Barajas. Para matar el tiempo siempre llevo un bloc para garabatear y este dibujo salió casi del tirón.

Recordé mi niñez en la playa junto a mis hermanos. Nos encantaba hurgar entre las rocas y meter las manos en los agujeros que quedaban expuestos a la bajamar. Más de una vez nos gastábamos bromas con que algún monstruo podía habernos atrapado los dedos.

Por suerte no fue así, aunque nos llevamos alguna mordedura de algún cangrejo y más de una picadura de anémona. Incluso una vez un pez escorpión me dejó la mano hinchada una buena temporada.

Pero eso es otra historia que seguro que me da para otra ilustración.


Humor negro: Taxi!


Hay que reirse. O por lo menos sonreir. Con la que está cayendo, es el ejercicio más saludable que podemos hacer sin caer en el marasmo.

Desde luego que hay que cabrearse, leñe. Pero, como decía el Maestro El Perich, el humor consiste en extraer la parte seria de un suceso cómico, o la parte cómica de un suceso serio.

Escribió Joaquín Sabina que la muerte viaja en ambulancias blancas, pero... y cuando tiene que pillar un taxí?



La muerte parando a una funeraria

Comentarios

  1. Pensando, pensando... me lo pones chungo, pues el taxi de casa es negro y verde, por arriba. No es el verde el color de la esperanza? jajaja

    ResponderEliminar
  2. Sí, de la esperanza de pasar a "mejor vida". XD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario