Ir al contenido principal

Ilustración infantil. Jugando en la playa.

Estoy rescatando algunos trabajos antiguos en todo el maremagnum que tenía de imágenes desordenadas y esta es una de las que más satisfecho estoy.

Se me ocurrió en la sala de espera del aeropuerto de Barajas. Para matar el tiempo siempre llevo un bloc para garabatear y este dibujo salió casi del tirón.

Recordé mi niñez en la playa junto a mis hermanos. Nos encantaba hurgar entre las rocas y meter las manos en los agujeros que quedaban expuestos a la bajamar. Más de una vez nos gastábamos bromas con que algún monstruo podía habernos atrapado los dedos.

Por suerte no fue así, aunque nos llevamos alguna mordedura de algún cangrejo y más de una picadura de anémona. Incluso una vez un pez escorpión me dejó la mano hinchada una buena temporada.

Pero eso es otra historia que seguro que me da para otra ilustración.


Opinión: Apretarse el cinturón.

Según la Wikipedia, el FMI (Fondo Monetario Internacional) tiene un "propósito declarado es evitar las crisis en los sistemas monetarios, alentando a los países a adoptar medidas de política económica".

Surgen entonces la pregunta de ¿qué medidas son las propuestas? o, históricamente, ¿son efectivas las mismas?.

Según la misma Wikipedia, "sus políticas (especialmente, los condicionamientos que impone a los países en vías de desarrollo para el pago de su deuda o en otorgar nuevos préstamos) han sido severamente cuestionadas como causantes de regresiones en la distribución del ingreso y perjuicios a las políticas sociales. Algunas de las críticas más intensas han partido de Joseph Stiglitz, economista jefe del Banco Mundial de 1997 a 2000 y Premio Nobel de Economía 2001.10

Algunas de las políticas criticadas son:

Saneamiento del presupuesto público a expensas del gasto social. El FMI apunta que el Estado no debe otorgar subsidios o asumir gastos de grupos que pueden pagar por sus prestaciones, aunque en la práctica esto ha resultado en la disminución de servicios sociales a los sectores que no están en condiciones de pagarlos.
Generación de superávit fiscal primario suficiente para cubrir los compromisos de deuda externa.
Eliminación de subsidios, tanto en la actividad productiva como en los servicios sociales, junto con la reducción de los aranceles.
Reestructuración del sistema impositivo. Con el fin de incrementar la recaudación fiscal, ha impulsado generalmente la implantación de impuestos regresivos de fácil percepción (como el Impuesto al Valor Agregado)
Eliminación de barreras cambiarias. El FMI en este punto es partidario de la libre flotación de las divisas y de un mercado abierto.
Implementación de una estructura de libre mercado en prácticamente todos los sectores de bienes y servicios, sin intervención del Estado, que sólo debe asumir un rol regulador cuando se requiera.
El concepto de servicios, en la interpretación del FMI, se extiende hasta comprender áreas que tradicionalmente se interpretan como estructuras de aseguramiento de derechos fundamentales, como la educación, la salud o la previsión social.
Políticas de flexibilidad laboral, entendido como la desregulación del mercado de trabajo."


Todo esto nos suena mucho, ¿verdad?. Y es posible que pensemos (yo lo pienso) que el FMI es un "exclusivo" (por no decir "excluyente") club con intereses MUY dirigidos.

Y no debo ser el único que lo piensa. Según Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Investigación Económica y Política, con sede en Washington. "Los préstamos del FMI han empeorado las situaciones económicas y sociales en estos países. El FMI dirá que si un país vive más allá de sus medios tiene que ajustarse, pero ellos hacen que el ajuste se aún más duro, con condiciones realmente austeras" (Fuente www.almagazine.com).

El caso es que todo esto que estamos viviendo ahora, yo ya lo viví allá por 1992-1996 (sí, ya lo sé... empiezo a ser viejo). Y por aquél entonces hice esta tira que ahora les presento mejorada en su forma, que no en su fondo (si es que el fondo, como tal, es mejorable... que lo dudo).



Comentarios